mujeres-corriendo

¿Cuántas veces nos han dicho nuestros pacientes que le han prohibido correr porque tienen problemas en la espalda, en el disco, o hernias de varios años de antigüedad? Esto se hacía así en la creencia de que los impactos repetidos provocaban un deterioro progresivo en la estructura del disco intervertebral. Sin embargo, si bien es cierto que cargas excesivas podrían llevar, junto con otros factores relacionados con la genética, la edad o la capacidad de transporte metabólico, a una debilitación del disco (1), ¿es razonable pensar que, al igual que ocurre en tejidos como el muscular (2) o el óseo (3), una carga adecuada podría estimular la respuesta anabolizante del disco, y por tanto mejorar su estructura?

Esto se preguntaron los autores del estudio recientemente publicado en Scientific Reports, con título Running exercise strengthens the intervertebral disc (4). En el mismo los autores estudiaron a través de resonancias magnéticas lumbares la salud de los discos intervertebrales de tres grupos poblacionales sanos: el primero de sujetos que no practicaban deporte; el segundo corría entre 20 y 40 kms semanales; y el tercero corría más de 50 kms semanales.

Los resultados del mismo desvelaron que la altura de los discos intervertebrales de los corredores era mayor que en los sedentarios, y mayor en los corredores de larga distancia que en los de media. Así mismo, la composición de los discos intervertebrales mejora en los corredores con respecto a los no atletas, estando los discos mejor hidratados y presentando una mayor cantidad de proteoglicanos. Estos resultados se mantienen si se tiene en cuenta el tamaño del propio cuerpo vertebral. Es decir, proporcionalmente al tamaño del hueso, los discos de los sujetos que corren habitualmente están hipertrofiados (es decir, tienen más altura) con respecto a aquellos que no hacen deporte.

Otro aspecto a tener en cuenta es que estos hallazgos son acentuados en los segmentos lumbares bajos, que son aquellos que más frecuentemente presentan signos degenerativos.

¿Podemos prevenir esta evolución corriendo? Foto extraída de Adams M & Rougley PJ (1)

¿Podemos prevenir esta evolución corriendo? Foto extraída de Adams M & Rougley PJ (1)

¿Qué reflexiones/conclusiones podemos extraer?

Como en todo, las conclusiones han de sacarse con cautela ya que “sólo” se trata de un artículo, pero creo que es el momento de ser valiente y atreverme a dar algunas, obvias en algún caso.

En función de los datos del estudio, cae por su propio peso que, como muchos defendíamos, en casos por ejemplo de deshidratación discal, correr no es malo. Es más, aunque los daños en el disco se consideran irreversibles por el escaso metabolismo del mismo, cabe preguntarse si un estrés controlado sobre el tejido, como podría ser una carrera lenta, podría controlar esos daños.

En segundo lugar, dado que en el estudio también se señala que no había diferencias en el tamaño de la musculatura lumbar, dejo una pregunta en el aire, ¿significa eso que la función/fuerza muscular no influyen excesivamente en la calidad del disco? Nota del autor: sé que los conceptos función y fuerza no son ni mucho menos lo mismo, pero la pregunta está formulada en esos términos intencionadamente.

Y, por último, me atrevería a decir que, en caso de deshidratación del disco asintomática -lo que es extraordinariamente frecuente (6)-, prescribir este tipo de ejercicios podría resultar, a largo plazo (en el estudio todos llevan al menos 5 años practicando atletismo recreacional), beneficioso. Recordemos que sólo el tercio externo del anillo fibroso del disco tiene receptores nociceptivos (5), por lo que quizás podría resultar preventivo con respecto a la ruptura de estas fibras tanto caminar rápido como correr lento (los ejercicios idóneos para el estímulo metabólico del disco, según el estudio).

¿Os surgen otras conclusiones o reflexiones? ¿Estáis de acuerdo con las mías? ¡Animaos con los comentarios!

Referencias:
1. Adams MA, Roughley PJ. What is intervertebral disc degeneration, and what causes it? Spine, 2006; 31:2151-2161
2. American.College.of.Sports.Medicine. American College of Sports Medicine position stand. Progression models in resistance training for healthy adults. Med Sci Sports Exerc, 2009; 41:687–708
3. Turner, C. H. Three rules for bone adaptation to mechanical stimuli. Bone, 1998; 23:399–407
4. Belavy DL, Quittner MJ, et al. Running exercise strengthens the intervertebral disc. Scientific Reports, 2017; 7, Article number: 45975
5. Adams MA, Bogduk N, et al. The Biomechanics of back Pain, 3rd Edition. Edimburg, UK: Churchill Livingstone, 2013
6. Campbell J, Colvin LA. Management of low back pain. BMJ. 2013 Dec 5;347:f3148

Photo credit: heikkisiltala via Foter.com / CC BY

6 Comentarios

    • Ángel

      Muy de acuerdo con tu opinión, me mantengo en la opinión de que la mayoria de problemas surge por la inactividad. Lo que me gustaria saber Javier, es si esto es aplicable a corredores de todas las disciplinas.
      Muchas Gracias y Felicidades por tu Blog, eres un crack!!

      reply
      • FISIOTERAPIA SANTACRUZ

        Hola Ángel. Muchas gracias por pasarte por mi casa y comentar. Estoy de acuerdo contigo en que, en la mayoría de las ocasiones, el movimiento es salud, y esta no es más que otra muestra. Con respecto a tu pregunta, en el artículo menciona que, en base a modelos teóricos, la velocidad ideal para ese estímulo positivo al disco intervertebral es un caminar rápido o una carrera lenta.
        También dice que los corredores que hacían más kilómetros a la semana tenían más “salud” en el disco que los que no.
        Así, respondiendo a la cuestión, si entiendo por “todas las disciplinas” que te refieres a velocidad, medio fondo, fondo o ultrafondo, en teoría PARA EL DISCO largas distancias a ritmo lento, como premisa de partida puede ser mejor. No sabemos para otras estructuras. En mi opinión personal, mientras sea fondo, y la adaptación a las distancias sea progresiva, siempre va a ser positivo, pero no tiene más validez que la opinión de cualquier compañero basada en el conocimiento actual.

        Un saludo.

        reply
        • Ángel

          Muchas gracias Javier. Saludos!!

          reply
    • miguel bom

      Un estimulo dado de manera adecuada y precisa puede resultar beneficioso en la recuperación de ciertas estructuras músculoesqueléticas.

      reply
    • miguel bom

      Si, el organismo trabaja por estímulos.

      reply
    • Ana

      Hola, experiencia real, mía. 5 intervenciones de columna. Volví a correr después de un trabajo de fuerza en todo el el cuerpo. Mucho ejercicio en vertical en el agua. Trabajar la fuerza máxima en el tronco es imprescindible.
      Saludos

      reply

Dejar comentario