proscar canada buy prednisone online lasix canada buy cialis online delivery usa abilify without prescription doxycycline without prescription amitriptyline no prescription topamax without prescription Online Vipps Pharmacy amitriptyline canada buy strattera without prescription buy aricept online canadian diflucan
Se les ve, pero cuesta trabajo…

El pasado viernes día 27 de Septiembre asistí, con mucha nostalgia por celebrarse en mi antigua universidad, las jornadas que dan nombre al título de la entrada. Del intrusismo se ha hablado en la red en numerosas ocasiones (me encanta la visión de esta entrada de @lorenzofisio), y es uno de los principales problemas que tiene nuestra profesión, muchas veces provocados por nosotros mismos. Por ello, estaba muy interesado en escuchar lo que allí tuvieran que contarnos, y aquí van mis conclusiones y sensaciones sobre lo que allí se escuchó.

Lo primero que se me vino a la cabeza, al ver a la gran cantidad de colegios de distintas profesiones sanitarias representadas, es que no es algo exclusivo de la fisioterapia, sino que todo (o casi) colectivo de la salud se ve afectado de una forma u otra por esta lacra -término que se utilizó mucho a lo largo del día-.

Justo así estaba tras ver lo «útil»
que es la ley penal

En la sección de la mañana escuchamos a juristas de distintos ámbitos hablar acerca del intrusismo basándose estrictamente en el art. 403 del Código Penal, donde se define el intrusismo con figura legal. Todos coincidieron en lo mismo: es insuficiente, ya que las competencias entre distintos sanitarios no están definidas claramente (excepto en odontólogos/estomatólogos/dentistas). Esto es debido a que el legislador defiende la ley de regulación de las profesiones sanitarias hace hincapié en el carácter multidisciplinar de las profesiones sanitarias. Sobre esto, en el propio tribunal supremo hay sentencias en las que se lee que no deben existir monopolios competenciales. Estemos o no de acuerdo con esto, legalmente es lo que tenemos.

También se habló del artículo 637 del CP  como otra referencia al intrusismo puro. Pero también resulta insuficiente, porque lo de título académico también deja lugar a la interpretación: ¿título académico equivale a título oficial?

Ante esto, nos encontrábamos ante lo que denominaban una «ley penal en blanco», a pesar de ser la salud un bien jurídico protegido (art. 36 de la CE), porque aquí las definiciones no están claras ni cerradas tampoco.

Así, a priori, se nos presenta un panorama desalentador. Pero hay muchos motivos para la esperanza. Aquel que nos presentó un panotama más descorazonador, el abogado del ICOPFCV, también nos daba una vía alternativa: ampararnos en la ley de mercado. Algo que fue apoyado por los demás presentes: estamos vendiendo salud, en un mercado libre, y podemos denunciar por publicidad engañosa y otras muchas causas, con muchas más posibilidades de triunfar.

Por otro lado, un representante de la sección judicial de la Guardia Civil, volvía a animarnos. Para ellos, las cosas están más claras con respecto al código penal, e investigan todas las denuncias que le lleguen, aunque pedían más denuncias. Si veían indicios, resaltaba el impacto psicológico que tiene en un delincuente no habitual (como son estos), el verse detenido y «engrilletado», para tomar declaración. Eso sí, él no sabía si había condenas habitualmente, y decía que eran más duras las sanciones administrativas que las penales.

Quedó claro también que ni las administraciones ni las autoridades tienen medios para perseguir. Aunque en mi opinión creo que podrían hacerse cosas diferentes con los medios que disponen, pedían más denuncias para poder actuar. Una vez más, los cuerpos de seguridad del estado veían mucho más fácil actuar que las administraciones en estos casos.

intruso-periodista

En la tarde me gustaría destacar la ponencia de D. Juan Luis Manfredi. Nos expuso la situación de intrusismo del periodismo, muy parecida a la nuestra, entre otras cosas porque gran parte de la culpa la tienen los propios periodistas -¿nos suena?-, y también nos dijo que nos falta habilidad para comunicar, entendiendo como tal la habilidad para convencer al ciudadano de lo que decimos. Para eso coincidieron varios ponentes en que nos falta identidad. Pero ese es otro debate muy profundo, y se haría eterna la entrada.

También nos indicó que las páginas webs oficiales están creadas para informar, no para crear opinión. Y resaltó la importancia de las RRSS en este ámbito por su gran visibilidad.

Para finalizar, se ha leído en RRSS la inutilidad de eventos como éste. No estoy de acuerdo con esta afirmación por varios motivos:

  1. No vemos la situación real hasta que abogados, inspectores, fiscales o representantes del defensor del pueblo nos exponen su punto de vista. Vemos las dificultades, pero también las posibilidades.
  2. Había representantes de multitud de profesiones y lugares de España. Las conversaciones en pasillos nos hacen ver su realidad, no tan distinta de la nuestra, y comenzar a vislumbrar estrategias comunes. Lo mismo ocurre con los juristas y autoridades antes mencionados.
  3. Es importante para los que acudimos conocer qué es el intrusismo realmente (legalmente), pues creo que la mayoría lo desconocíamos, y la mayoría de los que no acudieron también.

 Estoy seguro que olvido cosas, pero dos días después es lo que más recuerdo. Os recomiendo la lectura de @aroterapia sobre estas mismas jornadas en ¿Desilusión o esperanza?

PD: en las jornadas se aprovechó para presentar un spot contra el intrusismo del ICPFA. Aquí os lo dejo.

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

FACEBOOK