proscar canada buy prednisone online lasix canada buy cialis online delivery usa abilify without prescription doxycycline without prescription amitriptyline no prescription topamax without prescription Online Vipps Pharmacy amitriptyline canada buy strattera without prescription buy aricept online canadian diflucan
images (1)

Referencia al número de Avogadro en una campaña pro-evidencia.

En los últimos días se ha recuperado en las redes una noticia de Marzo de este año 2015, en la que se refleja que, en un estudio realizado por el Consejo Nacional de Salud e Investigación Médica de Australia (o NHRMCpor sus siglas), según la cual, y literalmente, «la homeopatía no es efectiva para el tratamiento de ninguna condición médica».

Para aquellos que no lo sepáis, aunque seguramente ya la mayoría lo sabéis porque lo habéis leído o -si eres un paciente- me habéis escuchado, la homeopatía se basa en la creencia -sí, no merece llamarse teoría- de que «lo igual cura lo igual». Es decir, que una disolución en mínimas dosis de la sustancia que te ha causado la enfermedad puede curarla.

Esto ya de por sí es atrevido, por aquello de que saber exactamente lo que te ha producido la enfermedad lo es; pero además lo de la disolución en mínimas dosis es un eufemismo ya que, en la mayoría de las diluciones que utilizan, es prácticamente imposible que quede partícula alguna de la sustancia original en la dilución.

Según esa misma teoría creencia el agua conserva la «memoria» de la sustancia diluida. Bueno, pensemos que el agua siempre es cíclica, y que todos tiremos de la cisterna. Y hasta ahí puedo leer.

Volviendo al estudio, en él se concluye que `no hay ninguna condición de salud para la cual haya evidencia fiable de que la homeopatía es efectiva´ y que `las personas que eligen la homeopatía estarían poniendo en riesgo su salud si rechazan o retrasan tratamientos para los que hay probada eficacia y seguridad´.

La reacción típica ante esto es hablar de ciertas conspiraciones de las industrias farmacéuticas que compran a los médicos. A ellos decirles que los resultados de la investigación fueron revisados por expertos independientes, y que la empresa que seleccionó los estudios a revisar también ofrece «terapias alternativas».

A estas alturas algunos os estaréis preguntando qué tiene que ver esto con mi actividad habitual. La primera razón es clara: como sanitario debo rechazar de forma rotunda y sin matices  que se ofrezcan tratamientos con probada ausencia de eficacia. De hecho, creo que los colegios médicos tendrían que actuar con los facultativos que «recetaran» este tipo de medicamentos sustancias a través de los códigos deontológicos.

La segunda razón, y la que tiene que ver con mi profesión, es que esto me ha recordado que hay fisioterapeutas que se dedican a poner inyecciones subdérmicas de sustancias homeopática para -teóricamente- solucionar los problemas de sus pacientes.

Ante esto, nos encontramos con una doble situación cuando menos cuestionable. Porque es bastante dudoso que inyectar sustancias, por muy subdérmicas que sean (y aunque sea sólo agua, como hemos visto antes), sea competencia del fisioterapeuta. Y soy muy generoso en el «dudoso».

Y la siguiente situación cuestionable es, que si sabemos que son sustancias inefectivas, ¿al utilizarlas está cumpliendo el profesional con su  labor de dar el mejor tratamiento posible en base a la mejor evidencia científica disponible? Si habéis llegado hasta aquí, creo que no necesitáis saber mi respuesta: no a los tratamientos sin evidencia.

Con estas reflexiones, que cada un saque sus propias conclusiones y comentarios.

Mirad la composición del "medicament" y echad cuentas. Curioso, ¿verdad?

Mirad la composición del «medicamento» y echad cuentas. Curioso, ¿verdad?

3 Comentarios

    • Bills

      Sin ofender. El informe no dice que no haya EVIDENCIA, dice que Hay evidencia LIMITADA que son dos cosas distintas.
      Ver la carta del Homeopathic Research Institute.

      reply
      • FISIOTERAPIA SANTACRUZ

        Buenas. Muchas gracias por contestar. En ningún caso es una ofensa expresar una opinión. Pero si me permites, me voy a seguir ateniendo a la literalidad del informe, en el cual se dice literalmente lo que expreso en mi entrada, y no a una carta emitida por una entidad con un claro conflicto de intereses, como es la que tú comentas, en la que se interpreta de una manera sesgada el informe en pos de un interés propio.
        Como digo, el informe original está revisado por entidades independientes sin riesgo de conflicto intereses, o al menos con el fin de minimizarlos.

        Un saludo.

        reply
        • Bills

          Saludos.

          reply

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

FACEBOOK