proscar canada buy prednisone online lasix canada buy cialis online delivery usa abilify without prescription doxycycline without prescription amitriptyline no prescription topamax without prescription Online Vipps Pharmacy amitriptyline canada buy strattera without prescription buy aricept online canadian diflucan
Hoy toca contar un cuento, por aquello que estamos de Navidad. Pero esta vez, un cuento agradable, real, y conmigo de personaje principal. Es la historia de por qué no dejé la fisioterapia.
Porque, aunque parezca mentira por la cantidad de horas que le dedico, hace ahora algo más de dos años yo me estaba planteando muy seriamente abandonar la profesión. La formación a la que había tenido acceso no me daba soluciones a cierto tipo de pacientes, y además iba desarrollando con la edad un cierto pensamiento crítico (nada del otro mundo, no os vayáis a creer) y empezaba a percatarme de que muchas cosas que me habían enseñado fallaban en lo más básico y violaban los principios de la lógica y la ciencia.
Entonces, abrí cuentas en perfiles sociales, leí blogs, y me dije: «Coño, si hay gente que ha pasado por lo que estoy pasando yo, a los que les han fallado las mismas cosas que a mi, y encima me pueden enseñar el camino y están dispuestos a hacerlo». Y conforme más leía, más aprendía, más «desaprendía».
Entonces, abrí cuentas en perfiles sociales, leí blogs, y me dije: «Coño, si hay gente que ha pasado por lo que estoy pasando yo, a los que les han fallado las mismas cosas que a mi, y encima me pueden enseñar el camino y están dispuestos a hacerlo». Y conforme más leía, más aprendía, más «desaprendía».
Entonces volvió la ilusión. El planteamiento de dejar la profesión comenzaba a ser una pesadilla que quedaba en el olvido. Comencé a formarme con criterio, conocí a gente maravillosa que estaba siempre dispuesta a ayudar de forma desinteresada aconsejándote, o enviándote archivos, o a prestarte libros enviándolos por correo… La lista es interminable.
Y dos años después aquí me tenéis. Haciendo un (creo) trabajo infinitamente mejor del que hacía, con mucho más criterio y razonamiento. Y sobre todo con ILUSIÓN. Esa ilusión que entre muchos de vosotros me habéis hecho recuperar. Esa ilusión en que el mundo está lleno de gente buena. Esa ilusión que da que tanto pacientes como tus propios compañeros te reconozcan el esfuerzo hecho de una manera o de otra. Esa ilusión que te hace dejarte las pestañas cuando llegas a casa después de más de 10 horas de trabajo. Esa ilusión, en definitiva, que había perdido y que recobré encontrando aquello que buscaba cuando me metí en esta aventura de la fisioterapia.
Por ello, GRACIAS. Gracias a todos los que me leéis, a todos con los que en un momento u otro e interaccionado: entre todos me hacéis querer superarme. Gracias a todos los que me habéis ayudado en alguna ocasión con consejos, libros, ideas para pacientes «rebeldes»: vuestra generosidad es un ejemplo.
Hay algunos que, sepáis o no, me habéis ayudado y/o me estáis ayudando especialmente en el camino (y seguro que olvido a alguno que en su bondad me lo perdona): Gracias a Laura, Irene, Aurora y Rocío, porque es increíble que pueda recibir tanto cariño de gente que estáis tan lejos. Gracias a Arturo y Carlos, porque en distintos momentos me habéis guiado, muchas veces sin saberlo, más de lo que creéis. Gracias a Mariví, por demostrarme una confianza que yo mismo no tenía. Gracias a Jorge y Lorenzo: siempre me habéis demostrado que creéis en mi como persona y profesional: lo valoro más de lo que pensáis, y es una suerte poder trabajar con vosotros y que estéis tan cerca. Andy, también gracias a ti, por aguantar mis «cervezas» y mis bajones cada vez que te lo pido, dando sin esperar nada a cambio.
Y, por supuesto, gracias a ti, Carmen. Tu ayuda, tu apoyo, tu comprensión y tu paciencia son más de lo que hubiera podido pedir en esta vida. Gracias por soportar ver como trabajo en casa durante horas que por derecho te corresponden. Gracias por apoyarme en mis ausencias mientras estoy de curso. Gracias por apoyarme cuando han venido mal dadas y me has animado a seguir por donde iba. Sé que como regalo de cumpleaños no es mucho, pero este agradecimiento público es algo que quería darte. Sin ti nada de lo bueno que me está pasando, incluidos los dos maravillosos hijos que estamos criando, sería posible. Te quiero.

7 Comentarios

    • Fisiotroclea

      Yo quiero decirte alto y claro, que no solo lo pense, sino q d hecho, abandone la Fisioterapia durante 5 años. Si tu les agradaces a los citados por devolverte la ilusión y confianza, solo decirte q e mi lista están ellos y otros más. Pero en este caso #queconsteenacta, en mi lista tb está Javier Aguilera.Asi que muchas gracias por tu tenacidad, esfuerzo e ilusion de la q me he contagiado.
      Feliz Navidad

      reply
    • Clínica de Fisioterapia Prazer

      De gracias nada. Es todo un orgullo que nuestro camino se haya cruzado.
      Compartimos inquietudes, fisioterapia y ahora proyectos ilusionantes.
      Javi eres un AMIGO.

      reply
    • Marivi Roman

      Gracias a ti Javi porque no sabes hacer las cosas a medias y siempre das los mejor de lo mejor. Así lo hiciste con nosotros y así lo estas haciendo cada día. Me gusta saber que tengo un compañero como tú tan cerquita.
      Un abrazo para ti y para tu preciosa familia a la que no dejas de mencionar ni un solo día de los que te he visto.

      reply
    • fisio.laura

      Muchas gracias a tí Javi; por tus ganas constantes de mejorar día a día como fisio y ayudarnos a los demás a desearlo y en muchos casos a conseguirlo.
      Gracias por tu apoyo , por estar disponible siempre y por compartir conocimientos, dudas e inquietudes.
      GRACIAS por tu trabajo diario para mejorar la fisioterapia sin olvidarte de lo que realmente es lo más importante que es tu familia. FELICIDADES A CARMEN y a cuidarse y quererse, porque a veces es difícil entender nuestra pasión y dedicación a la fisioterapia.
      Un abrazo muy muy fuerte Javi.

      reply
    • villovi

      Te equivocas Javi. Las gracias hay que dárselas a gente como tú, que han currado de lo lindo para encontrar su camino. Que exudan entusiasmo por su profesión, de esa que se contagia. Que muestran ilusión en cada comentario o participación que hacen. Que comparten lo que tienen. Que están orgullosos de formar parte de un colectivo como es el de fisioterapia. Gracias a tí por regalarnos esta entrada.

      Un abrazote.

      reply
    • Juan Antonio González García

      Chapeau!
      @fisiobitacora

      reply
    • Pablo Herrera Jiménez

      Enhorabuena y ánimo Javier. Poco a poco vamos todos mejorando en este mundillo de la fisio 2.0.
      Gracias a ti por ser parte de él y por compartir con nosotros de la misma forma que hacen los compañeros.
      Un saludo de de Pablo «el de Fisiohogar» 🙂

      reply

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

FACEBOOK