proscar canada buy prednisone online lasix canada buy cialis online delivery usa abilify without prescription doxycycline without prescription amitriptyline no prescription topamax without prescription Online Vipps Pharmacy amitriptyline canada buy strattera without prescription buy aricept online canadian diflucan

Ayer disfruté de una nueva experiencia como fisioterapeuta. En el marco de la campaña dirigida a niños sobre higiene postural, organizada por el Grupo Provincial de Sevilla del ICPFA, di una charla a dos clases de niños de seis años (por separado, que si no eran 50 niños, qué locura), en el colegio Aníbal González. La experiencia ha sido a la vez maravillosa, divertida, estresante y sorprendente.

Los nervios previos fueron superiores a cualquier otro evento al que me haya enfrentado, ya sea un nuevo trabajo, una ponencia, una formación o lo que queráis imaginar. ¡Niños! ¿Cómo atraigo su atención? ¿Cómo se lo hago interesante? Muchas preguntas y pocas respuestas tenía. Y a pesar de todo, allí me tenéis, con muchas ideas aportadas por @villa_inma (nunca se lo agradeceré lo suficiente) y otras muchas mías, acompañado de una caja, un ordenador, un modelo anatómico de columna y unos cuantos palos.

Empecé preguntando a los peques qué hacía un fisioterapeuta, con respuestas variopintas, aunque las más comunes eran el «no sé» (andaban un poco cortados) o el «masaje» típico. Después de explicarles que los fisioterapeutas hacíamos mucho más, intentando que las personas volvieran a moverse bien después de «estar malitos», empezamos a hablar de la espalda, dejando que tocaran el modelo anatómico (eso les encantó) como método de «ganármelos».

El resto fue sobre ruedas: juegos para ver cómo hay que sentarse, transportar la mochila, levantar pesos… Dándole la importancia justa, que tampoco vayamos a exagerar, que tienen 6 añitos. Y fue increíble ver cómo captaban las cosas, cómo se involucraban, cómo comenzaban a corregirte sobre la marcha… Sólo espero que se queden con algo útil de todo esto, aunque sea el buen rato que pasaron.

Javi en acción, «tocando la guitarra». Tenían salidas que te tenías que reir

Sólo me quedó una sensación agridulce, y es que muchas veces tuve que cortar el catastrofismo: respuestas del tipo «porque si no te rompes la espalda», o «si no necesitas medicinas e ir al médico para que te pinchen» fueron muy oídas. La verdad es que intenté pararlo simplemente suavizándolo, y decir que sólo había que intentar hacer las cosas bien para que siempre pudiéramos movernos y jugar bien, pero que no se iba a «romper» ni nada por el estilo, y que no había que estar todo el día pendientes de nuestro cuerpo, que él era listo y nos avisaba. Hay que evitar decir ciertas cosas a los niños, que estamos desarrollando futuros enfermos y catastrofistas con estas expresiones, y luego pasa lo que pasa.

En resumen, una experiencia que repetiría (con los mismos nervios que ayer) porque no hay nada más refrescante que el aplauso de un grupo de niños sonriéndote al decir adiós.

10 Comentarios

    • Anonymous

      Pues la verdad ea que la experiencia vale la pena…yo lo hice el año pasado con todo un colegio de primaria!!! Por partes claro…jajaja…y sólo con ver sus caras de asombro y sus preguntas valió la pena y por supuesto saber que desde ese día sabían qué era un fisio y cómo debían cuidar su espalda.

      reply
    • Romualdo Castillo-Lozano

      Buenas entrada!! Enhorabuena. Es de gran importancia estos actos, ya que como bien dices, lo importancia de los mismo repercutiran en el resto de sus dias. Ademas, la poblacion no sabe que es un fisioterapeuta, por lo que tendremos niños cada vez mas concientes de lo que realmente significa FISIOTERAPIA. Por ultimo, agradecer esa formacion porque ya sabemos todos que las escoliosis (ideopatica, congenita o adquirida) estan a la orden del dia, y cuando el RISE se vuelve del lado OFF… ¡¡Mamaaaaaaa por que el traje de gitana tiene un hombro mas alto que otrooooo!! Entiendes?. Gracias una vez mas por la labor que desempeñas. Saludos.
      Romualdo Castillo-Lozano.

      reply
    • @cfisiocenter

      Este es el camino. Si, señor. «Colar» en los cerebros de la chavalería la información correcta. Nada de miedos, magias, cuentos chinos y demás. ¿Veremos germinar esta información en nuestros pacientes del futuro? Espero que si. El esfuerzo que se está haciendo es intenso y acertado.
      Múltiples son los caminos de la fisioterapia, en su búsqueda de la salud -basta ya de hablar siempre de enfermedad-.
      Enhorabuena compañero.
      Olga.

      reply
    • Hermes CR

      Leyéndote me ha venido inmediatamente a la mente la experiencia que tuve con niños este año. De iniciativa propia (sin apoyo de instituciones) y en un colegio local. Estaba muy nervioso al principio pero al medida que iba pasando la ponencia me fui ganando a los niños (la estrategia del modelo y de columna ayuda) y terminando con un sonoro aplauso al final.

      Es una experiencia muy grata que no dudaría en repetir. Me alegra descubrir que también se hace en más coles, pese a que todavía no sabemos qué prevenir ni como.

      Enhorabuena por la entrada.

      reply
    • aroterapia

      Ha tenido que ser una experiencia superbonita. Yo lo paso pipa cuando me visto de Rey Mago en un colegio (y también me pongo nervioso), así que me puedo imaginar los nervios previos que tendrías. Es cierto que se le meten algunos miedos a los «enanos», y quizás sería más positivo que le perdieran ese pánico a las batas blancas y que se les ensañara a conocer mejor su cuerpo. Hay un cuento por ahí, no? 😉 «Cuentos analgésicos»

      Enhorabuena por la charla y por la entrada.

      reply
    • fisio.laura

      Enhorabuena Javi! Yo voy a diferentes coles dentro del programa de educación para la Salud , y me lo paso pipa con los renacuajos!Gracias por compartir 😉

      reply
    • Clínica de Fisioterapia Prazer

      Bravo Javi. Por la iniciativa y porque desde la base es desde donde nuestro trabajo puede ser más potente.
      Tenemos que cambiar esa cultura del miedo, con los peques, es nuestra labor (la de cualquier persona que tenga niños en su entorno) enseñarles a vivir y a desarrollarse sin caer en las grandes mentiras del Dolor. Igual que en otras materias somos exigentes y escrupulosos, en esta, en la salud, también.

      reply
    • Lorenzo Rodriguez

      Gran entrada javi. Es de valientes enfrentarse a una clase entera de niños de 6 años. En Huelva estamos preparando ya esta campaña. Ya te preguntaremos. Y me ha encantado tu visión para reconocer catastrofismo e intentar derrumbar esos pensamientos. Gran y ardua tarea tenemos por delante. Enhorabuena Javi. Un abrazo

      reply
    • Nadie

      Delicada línea la que separa el catastrofismo que nombras con la prevención. Aún no tenemos claro los mecanismos causales de aquello que queremos prevenir, así que es difícil que podamos realizar una prevención adecuada y eficaz.
      Sin embargo, es edificante y agotador enfrentarte a una audiencia de bichuelos y salir vivo del intento. ¡Enhorabuena!

      reply
      • Javier Aguilera

        Efectivamente, Nadie, el objetivo principal no era prevenir acerca de algo que no está claro sus mecanismos, sino que conocieran un poco su cuerpo y qué es la fisioterapia.

        Un saludo y gracias por pasarte

        reply

Dejar comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

FACEBOOK